El desafío de la huerta familiar

Buscando apoyar la decisión de muchas familias que intentan desarrollar una huerta hogareña apoyando la necesidad de la alimentación saludable, el Ing. Agrónomo Guillermo Iglesias planteo se debe planificar en una superficie manejable, no muy grandes, realizando bateas de 1 m x 3 m con corteza de pino, con nylon negro en su base para manejar mejor el tema del riego, con buen drenaje, con arcos para colocar media sombra y proteger de las inclemencias del tiempo

Remarcó la necesidad de plantear objetivos; producir, que sea familiar y lo más sano posible. Consideró es partidario de denominarlas huertas artesanales ya que mientras no es necesario, no le aplica productos químicos, pero si hay necesidad por la aparición de una plaga, por ejemplo, hay que hacerlo para que siga produciendo

En cuanto a la siembra, no se la debe superpoblar de semillas, ya que se debe imaginar la planta adulta y el lugar que ocupará para no amontonar la producción, ocasionando el efecto contrario, que es que no nazcan las plantas. Por ello es aconsejable no sembrar toda la medida que venden en los viveros, sino que se pueden guardar en heladera para que no pierdan el poder germinativo y llegar a durar hasta 5 años. El Ing Iglesias remarcó la necesidad de escalonar siembra para no producir más de lo que se puede consumir al mismo tiempo

En cuanto al tiempo de cuidados, manifestó no debería llevar más de 1 hora por día y es muy terapéutico